De una cuñada por transferencia y el entusiasmo del invierno isleño

El otro día estuvo por aquí mi cuñada Valen. No somos realmente cuñadas en un sentido estricto de la palabra, pero, como ella dice, tenemos un cariño transferido, o algo así. Se refiere a nuestro aprecio y rendida admiración por una chiquilla encantadora y maravillosa que ya es madre, esposa y toda una profesional. (Aclaro que encantadora y maravillosa lo fue siempre, desde cría.)
Como siempre me he ido por los cerros de Úbeda, porque yo, en realidad, quería hablar del tiempo.. La visita de Valen, como todas las que coinciden en esos pocos días invernales que tenemos en Las Palmas de Gran Canaria y protagonizan residentes en la Península, sirvió para que ella y yo comprobáramos cuánto echamos de menos por aquí, a veces, un poco de mal tiempo.
Se lo dije: fíjate en cuántas personas hay por la calle con abrigos, bufandas y botas, a pesar de que se podría ir en manga corta y con paraguas. En efecto, a ella ya le había llamado la atención. La temperatura era apacible, pero llovía. ¡Ay, llovía! Del teatro salían con pieles, mientras en la plaza algunos iban con pantalón corto sobre su monopatín. Contradicciones isleñas.
Este encuentro sucedió el jueves, un día en el que llovió sí, pero no tanto como este fin de semana en que el norte de Gran Canaria ha recibido agua a espuerta y estamos todos como locos. Nos pasa como les ocurre a los guriris del norte de Europa que llegan, ven nuestro sol de enero y les da la gula solar. Como nosotros ahora con el agua. Y, si no, mira estas fotos que mandan los lectores de Canarias7.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

He leído y acepto la política de privacidad

Información básica acerca de la protección de datos

  • Responsable: Ángeles Arencibia
  • Finalidad: Mantenimiento de la relación contractual establecida entre las partes, la gestión y/o asistencia de su solicitud o consulta
  • Legitimación: Diligencia precontractual
  • Destinatarios: Organismos oficiales cuando exista una obligación legal. No hay transferencias internacionales. Existen cesionarios que pueden acceder a sus datos personales para poder prestarles los servicios contratados
  • Derechos: Acceso, rectificación, cancelación, oposición, y cualquier otro especificado en la política de privacidad
  • Más información: Puedes ampliar información acerca de la protección de datos en el siguiente enlace:política de privacidad