Eso, hecho

Para mis hermanos y para mí escuchar la frase «eso, hecho» en boca de mi padre fue una constante de nuestra infancia y de los años que han venido después.
Hasta ahora mismo -sigue siendo un hombre complaciente-, mi padre -y también mi madre, aunque con otro estilo- nos hizo favores a nosotros y a los demás con mucha naturalidad y muy poco aspaviento.
Que tengo que comprar «Canción de Navidad» de Dickens para el ‘cole’.
Eso, hecho.
Que queremos ir de madrugada a Tejeda y nadie nos lleva.
Eso, hecho.
Que hay que recoger a la niña en la guardería.
Eso, hecho.
-Que…que ….que
-Hecho..hecho ..hecho
Y así otros cientos de miles de ejemplos de pequeñas y grandes cosas que hicieron la vida más amable a nosotros y a los demás, ya fuera al hijo de la cocinera y el favor costara unas cuantas miles de pesetas o al más cercano de sus amigos.
Sin alharacas y con algo de cachondeo, mamamos una manera de ir por el mundo que no está nada mal porque genera un buen rollo que rebota y vuelve. Al final ser amable no es más que un acto de egoísmo.

4 Comentarios

  1. Soraya
    | Responder

    Apreciada Ángeles: tenía un gran amigo (digo tenía porque murió el pasado 7 de noviembre), que me enseñó la teoría del egoísmo. Hoy he sido feliz leyendo tu creación. Al final de tu texto, como siempre tan oportuno para estos tiempos que bajan, lo he pensado. Carlos, mi amigo que ya no está, me hablaba sobre el contenido filosófico de hacer feliz a la gente que quería. «Simple -decía-, es puro egoísmo por mi parte. No me cuesta nada y a mí me hace tanto bien…». Gracias Ángeles. A mí hoy me has hecho tan feliz…

  2. Qué listo era tu amigo Soraya. Un beso.

  3. Conchita
    | Responder

    Precioso artículo. Se nota a leguas cuando una persona escribe con el corazón y no sólo con el raciocinio.
    Habéis tenido mucha suerte de haber contado y seguir contando con un progenitor como tu padre, con esa actitud tan llamativa y siempre deslumbrante ante la vida.
    Lo que quizá no sabéis es que yo también, siendo muy amiga de tu hermana desde muy cría, guardo gratos recuerdos de ese humor vivo e inteligente y esa generosidad que desprendía vuestro padre. Espero que a pesar de su edad siga siendo el mismo…. Un besazo.

  4. Querida Conchita, qué alegría verte por aquí, Tus palabras me han emocionado. Un abrazo mu muy grande.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

He leído y acepto la política de privacidad

Información básica acerca de la protección de datos

  • Responsable: Ángeles Arencibia
  • Finalidad: Mantenimiento de la relación contractual establecida entre las partes, la gestión y/o asistencia de su solicitud o consulta
  • Legitimación: Diligencia precontractual
  • Destinatarios: Organismos oficiales cuando exista una obligación legal. No hay transferencias internacionales. Existen cesionarios que pueden acceder a sus datos personales para poder prestarles los servicios contratados
  • Derechos: Acceso, rectificación, cancelación, oposición, y cualquier otro especificado en la política de privacidad
  • Más información: Puedes ampliar información acerca de la protección de datos en el siguiente enlace:política de privacidad