Elogio de la decencia

Publicado en: reflexiones 4

Hay una escena en la versión cinematográfica de La Hoguera de las vanidades, en la que el juez Myron Kovitsky -interpretado por Morgan Freeman- habla de decencia al final del juicio que pone fin a la trama. Con voz potente y de pie, el juez Myron le dice a aquella panda de descerebrados que la decencia era aquello que sus abuelas les habían enseñado cuando eran niños.
Ayer se celebraron manifestaciones en demanda del trabajo decente y en contra de la precariedad, los abusos y la directiva de la UE que podría ampliar la semana laboral a 65 horas.
Decencia, según la RAE, tiene tres acepciones: 1) Aseo, compostura y adorno correspondiente a cada persona o cosa. 2) Recato, honestidad, modestia. Y 3) dignidad en los actos y en las palabras, conforme al estado o calidad de las personas.
En un lenguaje más coloquial definiría decencia como lo contrario a la trampa. El tramposo no es un tío decente. Será gracioso, listillo e incluso será un tipo admirado en según que ambientes, pero no es un tío decente.
La decencia es lo contrario al sálvese quien pueda, al tonto el último o al total todo el mundo lo hace que parecen presidir nuestras relaciones. La decencia no cambia en virtud del tamaño de la trampa. Tan poco decente es el empresario que machaca a sus trabajadores como el que sisa en la compra, no paga sus impuestos o copia en un examen.
El problema es que hay comportamientos indecentes que nos parecen normales incluso admirables. El pícaro sigue teniendo muy buena prensa, aunque detrás de la picaresca haya siempre alguien que sale mal parado. A veces es el propio pícaro, que no se da cuenta de lo mucho que pierde.
Casino_n.jpg

(La foto es de Pryphoenix /Morguefile y se hizo en Cambridge)

4 Comentarios

  1. Gabrielito
    | Responder

    No podemos olvidar quienes somos. Este es el país de El Buscón, del Lazarillo de Tormes. La picaresca siempre a despertado simpatías. Sí eres un chorizo y no te pillan ya eres un heroe para la gran parte de la población… y esto no cambiará..

  2. antonieta patateta
    | Responder

    ¡Ay! si tu madre pudiera leerte, se subiría a un avión con millones de copias para lanzarlas y, para que todo el mundo leyera estos pensamientos tuyos que también lo serían suyos. ¡Qué razón tienes! cada vez más es más decente el ser indecente y «si no te pillan» parece que todo vale. Dificil trasladar el verdadero significado de la decencia a los hijos cuando ven cuantas veces los que triunfan, se sentaron con la indencencia a merendar.

  3. angel
    | Responder

    hola me llamo angel soy dominicano gracias a dios que tenemos esuelas y colegios para educarnos de lo contrario el mundo uviese sido un desastremi apellido es polanco ferreira

  4. iosu
    | Responder

    el verdadero significado de decencia esta muy tergiversado, hay personas que hablan de decencia refiriendose al sexo. y en realidad son peores que muchos stripers, o azafatas de la television.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

He leído y acepto la política de privacidad

Información básica acerca de la protección de datos

  • Responsable: Ángeles Arencibia
  • Finalidad: Mantenimiento de la relación contractual establecida entre las partes, la gestión y/o asistencia de su solicitud o consulta
  • Legitimación: Diligencia precontractual
  • Destinatarios: Organismos oficiales cuando exista una obligación legal. No hay transferencias internacionales. Existen cesionarios que pueden acceder a sus datos personales para poder prestarles los servicios contratados
  • Derechos: Acceso, rectificación, cancelación, oposición, y cualquier otro especificado en la política de privacidad
  • Más información: Puedes ampliar información acerca de la protección de datos en el siguiente enlace:política de privacidad