Levantas una piedra y sale un chorizo

En este país levantas una piedra y sale un chorizo. El último anuncio de la ministra Mato sobre el hallazgo de un fraude en las recetas para pensionistas (por cierto, casualmente desvelado días antes de que se ponga en marcha el polémico copago) no es más que la comprobación de que este es un país de vivos y que Rinconete y Cortadillo no son personajes del pasado.
Según la ministra 200.000 personas disfrutaban de medicinas gratis sin derecho a costa de todos los demás, que somos el resto. Seguro que alguno de estos 200.000 han participado en alguna de los linchamientos a la clase política tan en boga en internet en estos tiempos de indignación y penurias Han señalado la paja en el ojo ajeno, pero no han visto la viga en el propio.
Esto es como la parábola de la anciana que da de limosna todo lo que tiene, pero al revés.
No está el mal en la cantidad de lo defraudado, sino en el fraude mismo. Somos un país de chorizos. Está bien visto ser el más listillo -que no listo- de la clase, el que aprueba con chuletas y sin dar chapa, pero nos quejamos del fracaso escolar.
Colarse en algún sitio es una gesta y que la pobre cajera te devuelva más de lo que te debe, todo un acontecimiento que contar a los amigos.
«¡…la compra me salió gratis ..! » , relatas con entusiasmo. Y así nos va.

2 Comentarios

  1. Gustavo
    | Responder

    Ciertamente, Ángeles
    Siempre hemos sido un país de pícaros, Rinconete y Cortadillo, Lázaro de Tormes etc
    Y nuestros modelos actuales son semifamosillos por salir en la tele aireando su vida o la de otros.
    Admiramos más a cualquier persona a la que me cuesta encontrar algún mínimo mérito que por ejemplo nuestro Sandokán, que tantas vidas salvó en la costa norte de Gran Canaria, pero claro, hacer el bien no vende.
    Hace unos meses el presidente de Alemania Christian Wulff tuvo que dimitir por su presunta implicación en sobornos y corrupción. Un par de año atrás también renunció el ex-presidente de Alemania Köhler por otros motivos. Impensable en España, país en donde nunca se levanta uno de su sillón.
    En muchos países, el hecho de que se ponga en duda la honorabilidad de uno (con un mínimo de certeza), ya es motivo para renunciar al cargo. Incluso el puristanismo de EEUU hace que un lío de faldas arruine por completo la carrera política de alguien.
    En España todo el que tiene un cargo, se aprovecha, pero incluso el simple funcionario que se lleva a casa un paquete de folios de la oficina.
    Todo aquel que se aprovecha de su posición social, económica, o simplemente de fuerza física, me merece el mayor de los desprecios.
    No existe el valor de respeto a lo ajeno. Realmente no creo que se haya perdido, simplemente ¿lo hemos tenido en alguna ocasión?

  2. Hola Gustavo, el paquete de folios es un ejemplo excelente. Tanta gente sisando acabó con la vaca y ahora estamos en la ruina. Un saludo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

He leído y acepto la política de privacidad

Información básica acerca de la protección de datos

  • Responsable: Ángeles Arencibia
  • Finalidad: Mantenimiento de la relación contractual establecida entre las partes, la gestión y/o asistencia de su solicitud o consulta
  • Legitimación: Diligencia precontractual
  • Destinatarios: Organismos oficiales cuando exista una obligación legal. No hay transferencias internacionales. Existen cesionarios que pueden acceder a sus datos personales para poder prestarles los servicios contratados
  • Derechos: Acceso, rectificación, cancelación, oposición, y cualquier otro especificado en la política de privacidad
  • Más información: Puedes ampliar información acerca de la protección de datos en el siguiente enlace:política de privacidad