Un lujo a mi pesar

Me acaba de decir una compañera que tener trabajo hoy en día es todo un lujo. Como tener tiene más razón que un santo; pero ya dijo Pascal que el corazón tiene razones que la razón no entiende. Y viceversa, agrego yo, porque, por más que mi razón asuma y entienda que este regreso al tajo de hoy es una fortuna, mi corazón se obstina en creer justamente lo contrario.

4 Comentarios

  1. Angie
    | Responder

    🙂 Ánimo, te comprendo ;)Bienvenida

  2. Esther
    | Responder

    Ánimo, Ángeles, sólo dura las 3 primeras semanas 😛

  3. Marisol
    | Responder

    Artista, no hay mal que cién años dure ni cuerpo que lo resiste, Angelines. Dentro de poco el «corre, corre» de tu trabajo arrinconará tu pereza post vacacional. Desde la Playa de Las Canteras, un saludito….

  4. Gracias a las tres, queridas compañeras por los ánimos. Marisol detecto cierto retintin con eso de que escribes «desde la playa de Las Canteras»..

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

He leído y acepto la política de privacidad

Información básica acerca de la protección de datos

  • Responsable: Ángeles Arencibia
  • Finalidad: Mantenimiento de la relación contractual establecida entre las partes, la gestión y/o asistencia de su solicitud o consulta
  • Legitimación: Diligencia precontractual
  • Destinatarios: Organismos oficiales cuando exista una obligación legal. No hay transferencias internacionales. Existen cesionarios que pueden acceder a sus datos personales para poder prestarles los servicios contratados
  • Derechos: Acceso, rectificación, cancelación, oposición, y cualquier otro especificado en la política de privacidad
  • Más información: Puedes ampliar información acerca de la protección de datos en el siguiente enlace:política de privacidad